El Zika nos recuerda que la malaria no es la única amenaza vectorial


This article is available in the following languages (click flag to view)

English translation Francais Spanish portuguese


March 7, 2016

Zika reminds us that malaria isn’t the only vector threat

A pesar de los grandes avances realizados en la lucha contra la malaria, debemos permanecer vigilantes contra otras enfermedades transmitidas por mosquitos menos conocidas, tomando medidas preventivas antes de que sea demasiado tarde.

El virus Zika ha dominado las noticias mundiales en las últimas semanas, con miles de casos informados en todo América Central y del Sur y las infecciones que se manifiestan casi cada día en Europa, Estados Unidos y otras regiones del mundo.

Detectada por primera vez en 1947 en el bosque Zika de Uganda, la enfermedad ha sido una preocupación de menor cuantía durante más de medio siglo. Con casos limitados a la franja ecuatorial entre África y Asia y síntomas considerados leves, el peligro del Zika fue eclipsado por la mayor amenaza que presentaba la malaria y un puñado de otros virus que con frecuencia aparecen en los titulares.

Lo que ha conmocionado al mundo es la rapidez con que se ha propagado el virus Zika en sólo dos años, trayendo consigo un peligro previamente inadvertido para las mujeres embarazadas y la sospecha de un vínculo con la microcefalia en los fetos. Brasil ha sido hasta ahora el país más afectado, habiéndose informado casi 4.000 bebés nacidos con la enfermedad neurológica desde octubre, en comparación con los menos de 150 casos registrados el año anterior[1], un aumento increíble incluso si al parecer nuevas directrices para el diagnóstico de casos de microcefalia se han cambiado recientemente.

Esto ha causado alarma entre aquellas personas que viajan a zonas afectadas por el virus Zika, con particular preocupación en torno a los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, Brasil, a donde acudirán miles de atletas y espectadores desde todos los rincones del mundo.

En algún otro lugar, los investigadores han descubierto que el virus puede transmitirse por contacto sexual e incluso potencialmente al besarse, debido a los rastros del virus que se han encontrado en la saliva[2]. Esto plantea nuevos temores en países generalmente no afectados por enfermedades transmitidas por mosquitos, ya que el descubrimiento podría acelerar más su propagación por todo el mundo.

Con escaso conocimiento de la enfermedad y sin ninguna vacuna disponible, los investigadores se esfuerzan por ponerse al día con la pandemia, en una carrera para reducir la infección y la transmisión, además de apaciguar las inquietudes del público[3], mientras que la Directora General de la OMS, Margaret Chan, advirtió que debemos esperar que la situación “empeore antes de mejorar” durante su reciente visita a Brasil[4].

Debemos felicitar al Ministerio de Salud brasileño por su rápida movilización de recursos a través de la campaña ZikaZero que pretende educar a la población en materia de minimizar la amenaza que plantean los mosquitos. La OMS también ha reaccionado con celeridad, enviando representantes a Brasil para reunirse con la presidenta Dilma Rouseff y otros altos funcionarios, además de visitar el epicentro del virus en Recife con el fin de evaluar la situación. Ambas organizaciones han personificado el enfoque flexible y dinámico necesario para erradicar las enfermedades transmitidas por mosquitos en todo el mundo. 

Pero debemos preguntarnos por qué el virus Zika ha sorprendido a las autoridades de salud pública y a la comunidad de control de vectores, con tan escaso conocimiento de su transmisión y sus efectos, y sin disponer de ningún tratamiento o vacuna potencial. Sabemos que los virus se pueden mutar y evolucionar con el transcurso del tiempo, lo que los convierte en una amenaza mayor de la que se pensaba anteriormente. Por lo tanto, tenemos que tomar más en serio estas enfermedades, invirtiendo más tiempo y dinero en su entendimiento. Esto ayudará a asegurar que podamos ser proactivos en lugar de reactivos si la amenaza se incrementa en el futuro.

Por ahora, y a falta de una solución para detener el avance del Zika, las mejores maneras de prevenir la infección y transmisión son reducir la prevalencia de mosquitos en las zonas pobladas y minimizar las picaduras del insecto. Para conseguir esto, la educación de las poblaciones locales es crucial de modo que sepan cómo evitar aguas estancadas y que comprendan el papel de los medios de control de vectores tradicionales, tales como el uso de mosquiteros, aerosoles espaciales y larvicidas.

Las organizaciones de salud consideran que los mosquiteros tratados con insecticidas de larga duración (MILD) son la manera más eficaz de prevenir los virus transmitidos por mosquitos en áreas endémicas [5], simplemente evitando las picaduras y eliminando los mosquitos. Como el virus Zika se propaga durante el día a través de la picadura del mosquito Aedes, los mosquiteros de larga duración son especialmente útiles para aquellas personas que descansan o duermen durante el día, como por ejemplo las mujeres embarazadas o los bebés. Entretanto, los aerosoles espaciales y larvicidas ayudan a controlar las poblaciones del vector erradicando los insectos adultos o impidiendo el desarrollo de las larvas. 

La comunidad de control de vectores global debe estar orgullosa del progreso realizado en la lucha contra la malaria, pero no debemos olvidar nunca que la menos conocida de las enfermedades transmitidas por mosquitos también plantea una amenaza real, diferente y continua. La tecnología actualmente disponible debe estar accesible a las personas afectadas por cualquiera de los cientos de enfermedades transmitidas por mosquitos en todo el mundo. Como parte de la comunidad dedicada a la prevención es nuestro trabajo educar y concienciar a estas poblaciones, ofreciéndoles los medios para proteger su propia salud y evitar la propagación de la infección.

Si desea conocer más acerca del virus Zika y cómo los mosquiteros, aerosoles espaciales y larvicidas pueden ayudar a detener la propagación de ésta y otras enfermedades transmitidas por mosquitos, por favor visite:

Fiche d'informations OMS Virus Zika 

OMS Q&R 

 Site Web Sumivector 

[1]http://www.theguardian.com/world/2016/jan/26/brazil-zika-virus-health-mi...
[2]http://www.theguardian.com/world/2016/feb/23/zika-virus-sexually-transmi...
[3]http://uk.reuters.com/article/uk-health-zika-idUKKCN0VC1YG
[4]http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/zika/12154833/Trials-for-Zika-...
[5]http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/zika/12172687/Zika-crisis-to-g...
[6]http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs094/en/